Clientes

Dada la propia naturaleza de nuestros servicios, no podemos facilitar los nombres de nuestros clientes, no obstante, tras más de 30 años y haber pasado diferentes fases, los clientes se han ido modificando paulatinamente. Si en un principio casi todos eran particulares y Mutuas de Accidentes, en la actualidad podemos decir que en términos de porcentaje, un 20 % suele ser cliente personal que acude a nosotros por la web o por las referencias de otros clientes. Un 50 % aproximadamente procede de Abogados de cualquier parte de España o del extranjero. Un 10 % suele proceder de otro tipo de profesionales como Psiquiatras, Psicólogos, Graduados Sociales, etc. y por último el resto de trabajos los encargan los responsables de las empresas de forma directa, bien a través de los departamentos de seguridad o de los de Recursos Humanos.

 

Sabemos que no podemos mencionar a nuestos clientes, pero son éstos los que a través de los años han hecho que nuestro despacho sea el que más actividad profesional ha alcanzado en la Comunidad Valenciana, siendo su presencia en los medios constante dado que muchos de los grandes temas de la sociedad y la economía valenciana han contado con nuestra intervención. Basta para ello consultar en cualquier buscador y comprobar que entre nuestros clientes están los empresarios más influyentes y las empresas más potentes de nuestra comunidad y en algunos casos de otras ciudades como Barcelona, Madrid, Sevilla, etc.

 

Nuestro despacho ha intervenido en asuntos como el Caso Dalport, con la venta del Valencia C.F. Tamabien en la herencia de la familia Gozálvez, con el caso del edificio APPLE, en los procesos judiciales de D. Juan Bautista Soler y D. Vicente Soriano. Así como, en numerosos casos de corrupción política de nuestas provincia y de Castellon.

 

El bagaje que acumulamos es de tal magnitud que podemos estar orgullosos de haber participado en miles de procesos judiciales ayudando a nuestros clientes a conseguir éxitos en todos los terrenos. Nuestros casi 8000 expedientes nos avalan.